No hay catalizadores que justifiquen cambios respecto a la sesión de ayer. Esperamos nuevos descensos en bolsas, bonos con ligeros avances y el dólar consolidando en 1,179, aunque dependerá del dato de inflación en EE.UU

Hoy arrancamos con datos flojos de Japón (PIB preliminar 3T t/t acelera menos de prevsito hasta +0,3% vs. +0,4% estimado y +0,6% en 2T) y la madrugada asiática deja de nuevo descensos que pesarán sobre la apertura europea. Hay dos referencias macro relevantes:

(i) La inflación en EEUU (se estima que el IPC ceda hasta 2% desde 2,2% anterior) que acaparará bastante interés tras la conferencia de los bancos centrales de ayer.

(ii) Las Ventas Minoristas se esperan débiles. De hecho, se ha revisado la estimación hasta 0,0% desde +0,1% a principios de esta semana. En el frente empresarial, la temporada de reultados está practicamete agotada. En España publican Merlin, Tubacex y Talgo. En EEUU, es el turno de Target y Cisco.

En definitiva, no hay catalizadores que justifiquen cambios respecto a la sesión de ayer. Esperamos nuevos descensos en bolsas, bonos con ligeros avances y el dólar consolidando en 1,179, aunque dependerá del dato de inflación en EE.UU

Ayer: “Tono bajista en bolsas. El euro y los bonos suben”

Ayer el euro se apreció desde 1,166 hasta 1,179 impulsado por el buen dato del PIB alemán (+2,8%) y la confirmación del dato del PIB 3T’17 de la UEM (+2,5%). Ésta apreciación dificultó más el terreno a unas bolsas europeas, no sólo porque encajaron un dato de confianza (ZEW alemán) flojo, sino por la inercia bajista del mercado asiático que se extendió hasta la sesión americana.

Los bonos celebraron con descensos generalizados de las TIRs el encuentro de bauqueros centrales (Draghi, Yellen, Carney y Kuroda). Sin grandes sorpresas pero auguran un proceso de retirada de estimulos muy lento. El tono fue bastente dovish. El “forward guidance” ha demostrado ser eficaz y se ha convertido en, sí mismo, en una herramienta de política monetaria clave.

Por último, el crudo también retrocedió (WTI -2% y Brent -3%) lastrado por la rebaja de estimaciones de IEA (International Energy Agency) de la demanda del 1T’18 de crudo de la OPEP hasta 33,0Mbrr vs 32,6Mbrr del 4T’17.