El fabricante japonés de automóviles Nissan contabilizó unas pérdidas netas de 16.500 millones de yenes (123,1 millones de euros al cambio actual) durante el primer trimestre del año fiscal 2009-2010 (de abril a junio), en comparación con el beneficio neto de 52.800 millones de yenes (394 millones de euros) obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la empresa, que mantiene su previsiones para el cierre del año.