La empresa petrolera Royal Dutch Shell ha anunciado este lunes que ha reducido la producción de crudo en Nigeria en 169.000 barriles diarios tras los ataques de militantes contra oleoductos. Horas antes, los milicianos habían anunciado que harían estallar explosivos en otros dos oleoductos en el sur de Nigeria.