Las ventas de Nestlé España alcanzaron los 2.077 millones de euros en 2009, lo que supuso un descenso del 2,7% frente a los 2.136 millones facturados en el ejercicio anterior, según informó hoy la multinacional, que achacó los resultados a la crisis y a la evolución negativa de algunos mercados de exportación. Las exportaciones de la firma, principalmente a otras empresas del grupo en Europa, descendieron un 8,3% y se situaron en los 307 millones de euros, una cifra que equivale al 15% de la facturación total. Las ventas locales sumaron 1.770 millones, ligeramente por debajo de los 1.800 millones de euros del pasado año. Nestlé valoró positivamente este comportamiento del mercado local pese al "importante deterioro de los mercados alimentarios durante el primer semestre de 2009" y al "fuerte freno" del consumo por la crisis económica.