National Amusements informó el miércoles que pagará todas sus deudas a los acreedores luego de vender algunos activos secundarios y una porción de su participación de control en CBS y Viacom. La venta se produce en momentos en que National Amusements enfrenta el vencimiento a fines de este mes de deuda por 500 millones de dólares, y que además busca vender su cadena de cines para reunir dinero.