La Mutua Madrileña ha vendido uno de los edificios que posee en el Paseo de la Castellana de Madrid a la sociedad Reyza 2006, propiedad de la familia Reyzábal, por un importe superior a los 30 millones de euros. Esta operación supone el comienzo del proceso de venta de la cartera de edificios que posee la Mutua, fundamentalmente en Madrid, como ya adelantó hace escasamente un mes su presidente, Ignacio Garralda, en la última Junta de Accionistas.