Morgan Stanley logró un beneficio de 1.410 millones de dólares, o 99 centavos de dólar por acción, en el primer trimestre del año, frente a unas pérdidas de 578 millones, o 57 centavos, del mismo período del año anterior. Los ingresos netos de la firma se situaron en 9.080 millones, más de un 200% superiores a los 2.900 millones de 2009. Los analistas de Thomson Reuters esperaban un BPA de 57 centavos y unos ingresos de 7.940 millones.