La financiera americana está de enhorabuena. Los resultados de del tercer trimestre indican una salida de los números rojos.

Morgan Stanley pone la nota positiva a la preapertura de Wall Street con sus cuentas del tercer trimestre. La financiera obtuvo un beneficio de 2.150 millones de dólares (unos 1.565 millones de euros) en el tercer trimestre, frente a las pérdidas de 91 millones del mismo periodo de 2010. El beneficio por acción fue de 1,15 dólares, superando las expectativas de 0,30 dólares pronosticadas por los analistas de Fact Set.

Sus ingresos también aumentaron un 7% hasta los 9.890 millones.

Los ingresos de banca de inversión fueron 864 millones y los de operaciones financieras ascendieron a5.4 mil millones.

El presidente de la entidad, James Gorman, comentaba que "Morgan Stanley ha sabido navegar en las turbulencias de los mercados consolidando las ganancias de cuota de mercado entre clientes institucionales y demostrando resistencia en el negocio de banca privada global".