Morgan Stanley ha anunciado el reemplazo de sus principales ejecutivos de transacciones y copresidentes, quienes se convierten en las víctimas más recientes del desplome en los mercados de crédito e hipotecario. La coodirectora general, Zoe Cruz, quien dirigió el negocio de mercados de capital y fue vista como una posible sucesora del presidente ejecutivo de Morgan Stanley, John Mack, abandonará la firma después de 25 años. Neal Shear, quien había estado dirigiendo el grupo de renta fija, regresará como titular al negocio de bienes básicos que previamente dirigió.
Morgan Stanley ha bombrado a Walid A. Chammah y James P. Gorman como codirectores generales, en reemplazo de Cruz y su contraparte Robert Scully. Scully pasará a una nueva oficina dirigida por el titular del directorio, donde trabajará con los inversionistas globales soberanos, informó la compañía. "Walid y James hacen el equipo con las habilidades apropiadas para dirigir a Morgan Stanley", afirmó Mack. Morgan Stanley ha nombrado además a Michael Petrick como nuevo jefe de negociaciones.