Las acciones de grandes bancos subirán durante los dos próximos años, a medida que el ritmo de la desaceleración económica comience a disminuir, según Morgan Stanley.  La firma revisó al alza los precios indicativos de las acciones de 16 grandes bancos que cubre, en promedio un 33%, y destacó que la mayoría sería capaz de pagar para el cuarto trimestre el dinero concedido bajo el Programa de Alivio a Activos en Problemas , o TARP.  Así, eleva el precio objetivo de Bank of America, JP Morgan y Wells Fargo en torno a un 30% y el de Citigroup cerca de un 50%.
Morgan Stanley mejoró en un 33% el precio objetivo de Bank of America hasta los 32 dólares por acción, mientras que el de Citigroup lo subió un 50% hasta los 6 dólares; un 33% arriba el de JP Morgan hasta los 60 dólares, mientras que el precio objetivo de Well Fargo lo sitúa en los 44 dólares, un 33% por encima del precio anterior.

La presunción de Morgan Stanley acerca de un alza de las acciones bancarias, sin embargo, se basa en la proyección de que hubo cierta estabilización en indicadores entre los que se cuentan las solicitudes iniciales de beneficio por seguro de desempleo, que cayeron en 12.000 a 631.000 la semana pasada tras la fuerte escalada de la semana previa a 643.000.

La firma dijo que sus proyecciones podrían resultar ser imprecisas si su estimación de una mejora en los indicadores económicos era exagerada, lo que podría provocar alzas en los costos crediticios y una menor actividad en los mercados de capitales para los bancos.

Morgan Stanley informó además que recortó de "igual ponderación" a "baja ponderación" su recomendación para las acciones de SunTrust Banks  y afirmó que se halla tras sus pares en lo que respecta a elevar sus reservas para pérdidas y que tendrá que aumentarlas en forma significativa durante el próximo año para ponerse al día.