La agencia de calificación Moody's ha roto una lanza a favor de la reforma constitucional en España para limitar el déficit público y valora favorablemente esta decisión.

La agencia de calificación crediticia Moody's considera positiva la propuesta del Gobierno de reformar la Constitución para incluir límites al gasto (credit positive) para la calificación de la deuda soberana española, según ha dado a conocer por medio de un comunicado.

Sin embargo, el director ejecutivo global de los 'ratings' de la agencia estadounidense de calificación Standard & Poor's (S&P), Paul Coughlin, en una entrevista concedida al diario "El Mundo" ha asegurado que "cambiar la Constitución no resolverá los problemas" del país. "Ese nunca ha sido el problema de España", afirma, sino que "los problemas fundamentales son el déficit por cuenta corriente, la falta de competitividad o la burbuja inmobiliaria, y como en Italia, la falta de flexibilidad del mercado laboral". "Hay que hacer verdaderas reformas del mercado laboral para reducir costes, y es muy difícil cambiar esto de la noche a la mañana", asegura.