La agencia de medición de riesgo Moody's ha rebajado la calificación crediticia de Cataluña de "Aa3" a "Aa2", al tiempo que revisaba la perspectiva de otras cuatro comunidades autónomas: Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y Valencia.  En un comunicado, Moody's ha señalado hoy que estas comunidades autónomas tienen un nivel de deuda moderado, pero que en el futuro "registrarán un rápido deterioro". Para la empresa de medición de riesgos, costará cambiar esta tendencia dada la reducción de ingresos, especialmente por impuestos indirectos, y el aumento de la deuda.