La agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service ha rebajado la nota de fortaleza financiera, así como los 'ratings' de depósitos y deuda de nueve bancos griegos como consecuencia del debilitamiento de su fortaleza financiera autónoma y de las previsibles presiones adicionales derivadas de las dificultades de las perspectivas económicas para Grecia.  Asimismo, la agencia precisó que mantiene bajo revisión las calificaciones de depósitos y deuda de las entidades de cara a una posible rebaja mientras Moody's examina el 'rating' soberano de Grecia.