La agencia de calificación de riesgos Moody's ha ratificado la calidad crediticia de Cajamar, la calidad crediticia máxima a corto plazo y la fuerte solidez financiera. Esto se traduce en las calificaciones A1 a largo plazo (seguridad de pago principal e intereses adecuada), P1 a corto plazo (capacidad superior de pago de sus obligaciones de corto plazo) y C+ para la solidez financiera. Destacó que en la calificación de riesgo a largo plazo, el rating A1 sitúa a Cajamar en el mismo nivel que entidades como Caja del Mediterráneo, Bancaja, Caixa Cataluña o Banco Pastor.