La papelera Miquel y Costas mantendrá su política de control de costes y potenciará el I+D, según se ha anunciado hoy en la junta de accionistas que ha aprobado las cuentas de 2006. Según ha explicado el presidente de Miquel y Costas, Jordi Mercader, "hay que mantener la política de control de costes, apostar por el I+D y generar productos de valor añadido", como lo es el nuevo papel de cigarrillo que se deja de quemar cuando el consumidor no lo chupa, lo que revierte en la seguridad, ya que, por ejemplo, si se arroja un cigarro al bosque casi seguro que no prenderá.