La papelera Miquel y Costas ha obtenido un beneficio neto de 8,8 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 67,2% respecto al mismo período de 2008. Según ha informado hoy en un comunicado, el grupo ha alcanzado en los primeros seis meses de 2009 una facturación de 82,8 millones, un 4,1% menos que en 2008