La crisis de los mercados financieros mundiales no ha terminado y los responsables de políticas no deben apresurarse a desmantelar las medidas de estímulo aplicadas para frenar la desaceleración económica, señaló el ministro de Finanzas brasileño en una carta a los ministros del G20.  Los indicadores mundiales de confianza apuntan a que lo peor de la crisis ha pasado, pero "está claro que es demasiado pronto para cantar victoria y volver a hacer negocios como siempre", indicó Guido Mantega en una carta fechada el 22 de junio y a la que tuvo acceso Dow Jones Newswires.