Tras el levantamiento de suspensión a Iberdrola e Iberdrola Renovalbes esta mañana antes de la apertura de mercado, ambos valores han vuelto a cotizar con dispar suerte.

Por un lado Iberdrola Renovables se ha disparado un 8,74% encabezando las subidas del Ibex 35, mientras que su matriz, Iberdrola, se coloca en la parte más baja descendiendo un 0,97%.

Parece que a los accionistas les justa la oferta de canje de 0,49 acciones de Iberdrola por cada una de Renovables, lo que supone la aplicación de una prima del entorno del 16,7% sobre el valor medio de cotización de las acciones de Iberdrola Renovables durante los últimos seis meses, resultando en 2,978 euros por acción”, según se informa desde la CNMV.

Con esta absorción Iberdrola buscaría diluir el peso de ACS en la compañía al 20% desde el actual 30%.

Además Iberdrola Renovables asumiría “el compromiso irrevocable de votar a favor de cualquier distribución extraordinaria de dividendos que se proponga a la Junta General de accionistas”.