Microsoft obtuvo en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2010/2011 un beneficio neto de 5.410 millones de dólares, un 51,3% más que los 3.574 millones de dólares que ganó en el mismo periodo del año fiscal anterior.
La facturación de Microsoft alcanzó en los tres primeros meses de su año fiscal los 16.195 millones de dólares, lo que supone un 25,3% más en comparación con los 12.920 millones de dólares que ganó en el primer trimestre ejercicio anterior.

La compañía señala que la comercialización mejoró en todas sus unidades en el primer trimestre en comparación con los datos de hace un año. En concreto, destaca el buen inicio de Office 2010, con un crecimiento del 15% en su primer trimestre completo en el mercado, así como el aumento del 38% registrado en su división de Xbox 360, que ha superado a todos sus competidores en el mercado estadounidense durante los últimos cuatro meses.