Metrovacesa está reduciendo la plantilla de 478 empleados con que arrancó 2008 con el fin de "ajustarla a las nuevas condiciones del mercado", según indicaron fuentes oficiales de la inmobiliaria, que no facilitaron el número exacto de trabajadores que resultarán afectados por esta medida. La reducción de personal se registra después de que un grupo de seis entidades financieras se hiciera con la mayoría del capital social de la empresa y tomara las riendas de su gestión al ejecutar la deuda que tenía la familia Sanahuja, antiguo socio de control de la empresa.