Merrill Lynch recortará los bonus de sus empleados un 40% este año. Las pagas podrían caer hasta un 80% para los traders especializados en bonos hipotecarios y CDOs, que fueron los que registraron las pérdidas más grandes. El nuevo presidente ejecutivo desde diciembre, John Thain, ya anunció que iba a premiar a los que lo hicieran bien, pero que recortaría las pagas de los que provocaran pérdidas.