Las casas de análisis han rebajado el precio objetivo de estas tres compañías que, sin embargo, todavía siguen ofreciendo un potencial de doble dígito. BME, única compañía que recibe mejora de precio objetivo, tendría que corregir en torno a dos puntos porcentuales para cumplir con el precio marcado por el consenso.

Después de la corrección experimentada desde comienzos de la semana por la mayoría de mercados mundiales, muchas compañías han experimentado un deterioro técnico que ha obligado a las casas de análisis a revisar el precio objetivo de algunas compañías. Algunas de ellas, sin embargo, siguen ofreciendo un potencial de doble dígito desde los precios actuales.

Es el caso de las entidades Caixabank yBanco Santander que podrían subir más de un 10% si van a cumplir los 12,05 euros y los 15,43 euros, respectivamente, que les ha fijado Credit Suisse como objetivo.  la entidad que preside Ana Patricia  Botín cede en torno a dos puntos porcentuales en lo que va de año frente al más del 5% de caída que experimentan los títulos de Caixabank en el ejercicio.

Algo más liviana – en torno a un 1,1% - es la penalización que sufren los títulos de Merlin Properties en el año.  La compañía ha recibido una rebaja de precio objetivo por parte de Deutsche Bank hasta los 13,50 euros  - desde los 14 euros anteriores – lo que supone un potencial de más del 20% desde los precios a los que cotiza actualmente.

Los indicadores técnicos de la compañía muestran un valor en tendencia alcista a medio y largo plazo, con un momento que es positivo y volatilidad decreciente como factores que pueden seguir apoyando la subida del valor.

 

 

También de doble dígito es el recorrido que ofrecen los títulos de Dia . Con una caída de más del 6% en el año, los expertos de Barclays fijan en los 4,40 euros el objetivo de la distribuidora alimentaria, lo que supone un potencial superior al 10%.

Por otra parte, BME es la única compañía a la que las casas de análisis mejoran el objetivo. Sube en torno a un 2% desde comienzos de año y recibe, de manos de Morgan Stanley,  una mejora de precio objetivo hasta los 26,70 euros.

 

 

Vea todas las recomendaciones de las casas de análisis aquí