"Hemos logrado nuestro objetivo de obtener una mayoría estable y de poder formar gobierno con los liberales", dijo Merkel, después de que su partido ganara los comicios con un 33,6 por ciento, según los resultados aún provisionales, mientras que el Partido Liberal (FDP) habría obtenido un 14,7 por ciento. Merkel anunció su propósito de reunirse con el líder liberal, Guido Westerwelle, para "fijar un primer calendario de conversaciones", y no dejó lugar a dudas de que la coalición podrá sellarse en un espacio corto de tiempo. Aseguró que seguirá siendo la canciller de todos los alemanes y afirmó que se pondrá inmediatamente a trabajar porque hay muchos problemas que resolver.