La canciller alemana Angela Merkel mostró hoy su apoyo a la oferta realizada por el fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna para entrar en el capital de la firma alemana Opel, filial de General Motors, y aseguró que el Gobierno alemán intentará resolver los flecos de la operación en los próximos días. Tras un encuentro con el presidente ruso, Dimitri Medvedev, aseguró que el Gobierno alemán está trabajando junto con Rusia en el futuro de Opel y por la oferta conjunta entre Magna y el banco ruso Sberbank, a través de la que la canadiense se hará con un 20% de Opel y Sberbank con un 35%.