Las dos farmacéuticas trabajarán en la promoción del nuevo boceprevir de Merck junto con un antiguo medicamento de Roche, en un mercado que se estima que alcanzará los 15.000 millones de dólares en 2019.

Merck y Roche intentarán desarrollar un medicamento que combata la Hepatitis C, virus que puede permanecer en el cuerpo durante décadas destruyendo el hígado. Los detalles financieros del acuerdo no se han dado a conocer según informa Bloomberg.

El acuerdo le da a la empresa con sede en Suiza acceso al primer tratamiento en casi una década contra la hepatitis C. Los reguladores americanos dieron el visto bueno al boceprevir el pasado 13 de mayo. El medicamento se utiliza junto con el tratamiento estándar actual, una combinación de una píldora genérica de ribavirin e interferon, una inyección vendida como Pegintron por parte de Merck y como Pegasys por Roche.

“La triple combinación de la terapia para la hepatitis C marca un gran cambio en la forma en la que la enfermedad es tratada” ha declarado Pascal Soriot, director de operaciones de Roche. Las compañías han dicho que su objetivo es extender su cooperación más allá del mercado americano.

Es probable que boceprevir tenga que competir con el telaprevir, medicamento creado por Vertex y J&J y que está a la espera de una aprobación por parte de la administración de alimentos y medicamentos americano.

Bajo este acuerdo, Roche incluirá boceprevir en la comercialización del Pegasys como parte de la terapia combinada, de acuerdo con la información dada por las propias compañías.

Los ingresos procedentes de boceprevir podrían superar los 725 millones de dólares de acuerdo con las estimaciones de varios analistas. El medicamento se comercializa bajo el nombre de Victrelis. Jefferies International hace una estimación para el mercado de los medicamentos de la hepatitis C de 15.000 millones de dólares para el año 2019.

Roche baja un 0,21% hasta los 9,59 dólares, mientras que Merck se apunta un 0,98%