El grupo farmacéutico estadounidense Merck publicó el lunes resultados superiores a las expectativas para el segundo trimestre, pero suspendió sus previsiones hasta evaluar mejor los resultados del Vytorin, un medicamento contra la arteriosclerosis. Pocos meses después de que un estudio concluyera que el Vytorin no llegaba a curar la arteriosclerosis, la formación de placas en las arterias, un nuevo estudio, dado a conocer el lunes, mostró que el medicamento tampoco mejora las condiciones de pacientes que sufren de problemas en las válvulas cardíacas. En el segundo trimestre, Merck obtuvo una ganancia neta de 1.760 millones de dólares, un alza de 5,3% en un año, lo que representa una ganancia por acción de 82 centavos, y sube a 86 centavos si se excluyen elementos excepcionales.