Los menores ingresos petroleros y las menguantes reservas extranjeras han puesto al gobierno sudanés bajo intensa presión fiscal, informó hoy el Financial Times en su página web, citando un informe del Fondo Monetario Internacional. De acuerdo con el informe, Sudán ha pedido ayuda al FMI para reprogramar su deuda externa de 34.000 millones de dólares.