Los problemas de financación de los medios de comuniación, especialmente derivados de la falta de ingresos de publicidad, y por ende los recortes en Bolsa, han provocado el malestar entre gran parte de los inversores que han preferido "cambiar de canal" hasta no ver mayor potencial en su "programación".
Muchas voces insistían en la necesaria reestructuración como única salida pero ahora que los acuerdos de fusión están sobre la mesa, ¿será suficiente? La confrontación de los expertos sigue vigente.

Hace más de un año que tanto la financiación como la cotización de los medios de comunicación sigue cojeando. La crisis que puso patas arriba el mercado publicitario y que tanto ha dificultado el día a día de las empresas de comunicación, pudo ver algunos claros tras el anuncio de TVE de suprimir los anuncios comerciales con el fin de que el resto de cadenas privadas se repartieran la tarta. Y fue cuando estas compañías "vivieron un pequeño rally bursátil a principios del 2010, pero el sector volvió a agachar la cabeza cuando entró en juego la TDT la cual traía muchos comensales para repartirse en pastel", reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI. Es por ello, que esta experta aún no ve un camino sin escollos, "los grandes medios no lo tienen fácil, por lo que preferiríamos mantenerlos al margen de estos valores”.

Pero el sector no se ha quedado de brazos cruzados. Los esfuerzos por salir adelante han llevado a algunas compañías a protagonizar portadas de la prensa anunciando su "matrimonio" no sin ser catalogado de conveniencia. Una de esas portadas la ha protagonizando Telecinco junto con Cuatro. Y es que a comienzos de la semana, la Comisión Nacional de Competencia (CNC) pretendía autorizar de forma definitiva la fusión de Telecinco y Cuatro, dando lugar a la mayor cadena privada de España, controlada por el grupo Mediaset, del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Sin embargo, la entrada de Telefónica y Mediaset en la plataforma Digital + deberá esperar todavía, lo que por el momento deja al Grupo Prisa (propietario de Cuatro y de la citada compañía de televisión por satélite) sin ingresar en caja hasta 500 millones de euros en efectivo. No obstante, a la espera de que el enlace se consolide formalmente, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, la valora positivamente “ya que ambas compañías saldrán muy reforzados, se crearán sinergias, reducirán gastos, darán mayor rentabilidad a los accionistas y no se verá reducido el espectro de canales”.

Pero esta inminente fusión no es del agrado de todos. El acuerdo entre Mediaset y Sogecable para fusionar Telecinco y Cuatro, que supone también la entrada de Telefónica en el negocio de la televisión de pago a través de su participación en Digital+, supone "una gravísima amenza en términos de competencia", ya que dará lugar, si las autoridades no ponen las limitaciones adecuadas, a un grupo "de una potencia y una capacidad inexistente en ningún país del mundo", asegura el consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras, quien reiteró que una de las principales consecuencias de esta operación será que la competencia en el sector de la televisión en España sea "absolutamente imposible". ¿No habría que hacerse a la idea de que no hay hueco para todos?

Luís Benguerel, responsable de renta variable de Interbrokers, declara que el sector lo va a seguir pasando muy mal en cuanto a los ingresos por publicidad. "Entre los directivos con los que hablo, pocos piensan en ampliar gastos de publicidad en televisión pues se están centrando más Internet mientras buscan hacia dónde enfocar su negocio: ser cada día más una publicidad hacia clientes potenciales y no una publicidad global como se da en televisión".

El castigo en 2010 ¿verá su recompensa en 2011?

Dicen que tras la tormenta suele venir la calma y, aunque aún haya alguna que otra nube, hay quien valora los pocos rayos de sol que se den. Así lo consideran desde Selfbank cuyos analistas destacan que 2011 será el año de los medios de comunicación debido al gran descuento con el que cotizan, situado en el 42%, la alta rentabilidad por dividendo que ofrece -que alcanzará el 4,7% en el próximo ejercicio- así como el potencial de estos valores que oscila entre el 14% y el 25%.

"A medida que se vaya avanzando en la recuperación económica, la inversión publicitaria debería ir incrementándose, pues ésta es una de las primeras en recortarse en momentos de crisis pero también una de las que primero se retoman en cuanto se empiezan a tener atisbos de que las cosas mejoran", apunta Covadonga Fernández, analista de Selfbank.

¿Cuáles serán las compañías que mejor se comportarán?

Telecinco es la clara vencedora. Con un potencial de revalorización cercano al 25%, el aspecto técnico de la compañía es bastante halagüeño pues el valor tiene aún mucho que hacer. Según asegura Ana Rafels, socia de Bolsacash, "el nivel de los 9,71 euros es la zona más relevante del valor, previo paso de los 9,12 euros".

No obstante, son muchas las casas de análisis que dan un voto de confianza Telecinco. En concreto, en el último mes, tanto los brokers de Banco Santander como los de Iberian Equities han aconsejado la comprar de sus títulos. Por su parte, si posee acciones de Antena3, desde Santander le dirán que las mantenga aunque los expertos de Exane BNP se mantienen neutrales.

Pero si hay una acción que vuelve a la palestra es Prisa. Como aseguró Covadonga Fernández a Estrategias de Inversión, "Prisa parece estar solucionando sus problemas financieros tras las desinversiones anunciadas, el acuerdo de refinanciación del crédito puente obtenido para la adquisición de Sogecable por 1.950 millones de euros, que extiende su vencimiento hasta mayo de 2013 y la operación de Liberty Acquisition Holdings, que adquirirá el 100% empleando como medio de pago accions y efectivo". Todas estas operaciones que le facilitarán reducir deuda, hacen que desde Selfbank se muestren más favorables hacia Prisa y recomienden entrar en él. Un negocio más estable que el resto de comparables, menos ligado al mercado español y su precio atractivo (cotiza a un PER de 4 veces frente a la media del sector que se sitúa en 12 veces).