La aseguradora de bonos ganó en el segundo trimestre 1.700 millones de dólares, 7,14 dólares por acción, frente a los 211,8 millones que logró en el mismo periodo del año pasado, gracias a unas plusvalías de 3.300 millones por derivados de créditos. MBIA dice que el deterioro de los mercados inmobiliario e hipotecario estaban en línea con sus previsiones y no cambió sustancialmente su perspectiva de pérdidas en su exposición a activos relacionados con hipotecas.