El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, defendió hoy en el Congreso de los Diputados el uso del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para ayudar a alguna entidad si fuera necesario, al tiempo que contempló la posibilidad de que se produzcan fusiones en el sector bancario en el actual escenario de dificultades. Al término de su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda de la Cámara Baja para dar cuenta de la evolución del crédito, Martín sostuvo que en España hay procedimientos "muy buenos" para hacer frente a cualquier situación o emergencia en el sistema financiero que han funcionado correctamente en el pasado. Estos procedimientos normalmente se llevan a cabo través del FGD, que cuenta en la actualidad con una dotación de 3.000 millones de euros y que, además, podría recibir recursos adicionales tanto del Banco de España como del Gobierno para hacer frente a un problema "por grande que sea", siempre y cuando haya compromiso de devolución de los fondos anticipados.