Mapfre obtuvo un beneficio neto atribuible de 529,4 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 57,7% respecto al resultado registrado entre enero y junio de 2007. El grupo que preside José Manuel Martínez explicó que el incremento del beneficio se debe al buen comportamiento de las principales líneas de negocio, de la reorganización de su alianza con Caja Madrid y de las últimas adquisiciones llevadas a cabo por el grupo. Sin incluir los 62,2 millones de euros de los resultados extraordinarios netos, el beneficio del grupo hubiera crecido a un ritmo interanual del 39,2%.
Los ingresos consolidados del grupo crecieron un 17,9% hasta junio, con casi 8.900 millones de euros, mientras que las primas superaron los 7.337 millones de euros, un 15,1% más. Asimismo, se trata del primer trimestre en el que consolidan las cifras de la estadounidense Commerce, comprada por 1.538 millones de euros, aunque sólo desde el 5 de junio. Commerce aportó 99,6 millones de primas desde su consolidación, por encima de los 91,3 millones esperados en Banesto, que señalaba que el efecto dólar afectaría negativamente sus cifras. Sin incluir los 62,2 millones de euros de resultados extraordinarios netos, el beneficio del grupo asegurador hubiera crecido a un ritmo interanual del 39,2%. Las primas de seguro de No Vida fueron de 5.693 millones de euros (+13%); mientras que las primas de Vida ascendieron a 1.643 millones de euros, un 19,5% más. El resultado de negocio de No vida se elevó a 611,4 millones (+15,1%) y el de Vida se incrementó un 79,8% a 155 millones de euros. Mapfre no alude en la nota a sus previsiones para 2008, que hasta ahora son de un incremento de doble dígito en beneficios y de unos ingresos totales de 17.500 millones.