Los concesionarios de automóviles recibirán a partir de mañana algo más de 10 millones euros, parte de los adelantados por estas empresas para aplicar el Plan 2000E de ayudas a la compra de vehículos puesto en marcha por el Gobierno.