Malta dio su apoyo el lunes a los nuevos poderes del fondo de rescate de la zona euro, con lo que dejó a Eslovaquia como la única nación en el bloque monetario de 17 países aún sin hacerlo.

El Parlamento maltés votó unánimemente en favor de extender los poderes del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), con el apoyo tanto del gobierno como de la oposición.

Los 17 parlamentos nacionales de la zona euro deben dar su respaldo al nuevo papel del EFSF -para intervenir en los mercados de bonos, recapitalizar bancos y prestar de manera protectora a los endeudados estados miembros de la región- para que entre en vigor.