El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna ha retrasado hasta el próximo 14 de julio la reunión de su consejo de administración en la que está previsto que se apruebe su entrada en Opel (General Motors) y el plan de reestructuración que llevará a cabo la firma alemana, según informaron este lunes fuentes cercanas a la operación. El consejo de administración de Magna, en el que está presente el fundador y presidente de la empresa, Frank Stronach, tenía previsto aprobar el plan elaborado por el co-consejero delegado de la compañía, Siegfried Wolf, en el que se contempla adquirir el 55% del capital de Opel, en colaboración con el banco ruso Sberbank, mientras que General Motors mantendría el 35% del accionariado.