El co-consejero delegado de Magna International, Siegfried Wolf, dijo el lunes que el fabricante canadiense sigue con su plan de recortar 10.500 puestos de trabajo en las operaciones de General Motors en Europa tras la toma de control de Opel y Vauxhall y que pretende pagar las ayudas estatales para 2015.