La compañía aérea alemana Lufthansa ha suspendido hoy más de una veintena de vuelos nacionales como consecuencia de la huelga de advertencia llevada a cabo esta mañana por los pilotos de su línea CityLine. Según informa hoy un portavoz, los paros afectaron a todos los vuelos que se realizaban entre las 03.30 y las 6.00 GMT. Los aeropuertos que más se vieron afectados por la huelga parcial fueron Múnich, Düsseldorf y Stuttgart, pero también hubo cancelaciones y retrasos en Berlín, Fráncfort, Bremen, Colonia, Nuremberg, Paderborn, Münster, Friedrichshafen y Dresde. Los pilotos habían convocado el paro a muy corto plazo para elevar la presión sobre las negociaciones del convenio.