El principal índice de referencia de Wall Street, el Dow Jones cerró con un descenso del 2.09% el viernes en un mercado que se vió afectado por los temores sobre la crisis del sector hipotecario. No fue más positivo el comportamiento del índice tecnológico, que cedió el 2.66%. Los expertos aseguran que el mal dato de creación de empleo, que se conoció durante la sesión, refuerza la teoría de que la economía podría desacelerarse a causa del problema de las subprimes.
El principal índice de Wall Street, el Dow Jones Industrial Average, perdió casi 300 puntos este viernes, en un mercado afectado por temores sobre la crisis del sector hipotecario a riesgo. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) bajó un 2,09%, o 281,42 puntos para cerrar en 13.181,91 unidades, y el índice compuesto del Nasdaq descendió un 2,51%, o 64,73 puntos, a 2.511,25 según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 2,66% (-39,14 puntos) a 1.433,06 unidades. Un mal dato de creación de empleo El mercado laboral mostró señales de fatiga en julio en Estados Unidos con una desaceleración en la creación de empleos, que se situó en 92.000 nuevos puestos solamente, y un alza del desempleo a 4,6%, su nivel más alto desde enero. Es el nivel de contrataciones más bajo desde febrero, y una decepción para los analistas, que esperaban 135.000 nuevos puestos. 'Las cifras más bajas que lo previsto del informe sobre empleo refuerzan los temores de que la economía podría desacelerarse a causa del problema de las 'subprimes'', estimó Al Goldman, analista de AG Edwards. Los inversores temen que las dificultades del sector inmobiliario y de los créditos hipotecarios a riesgo ('subprime') se extiendan al sector financiero, afectando el crecimiento. Por otra parte, el índice compuesto ISM de actividad en el sector de servicios en Estados Unidos también fue inferior a las previsiones, situándose en 55,8% en julio contra 60,7% en junio, cuando los analistas esperaban que alcanzara 59%. Continúan los temores sobre el mercado crediticio Pero el retroceso bursátil del viernes 'es en primer lugar debido a la persistencia de los temores sobre el mercado de crédito', según Michael Malone, analista de Cowen & CO. 'Los inversores buscan reducir más su exposición al riesgo', estimó el analista. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,700% contra 4,753% en la noche del jueves y el de los títulos a 30 años a 4,867% contra 4,899%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.