Los sueldos de los italianos son de los más bajos de Europa Occidental y de los que más impuestos soportan de entre los países que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), según recogen hoy las portadas de los principales diarios. Con un salario neto medio de 21.374 dólares, Italia se coloca en el vigésimo tercer puesto de las 30 economías desarrolladas agrupadas en la OCDE. Sólo superiores a los portugueses en Europa occidental, los sueldos italianos alcanzan sólo tres cuartos de la media de los salarios en los quince países que formaban la Unión Europea (UE) antes de la ampliación.