Los economistas esperan que los precios de los alimentos y la energía hayan impulsado en junio la inflación general en Estados Unidos, pero proyectan un incremento sólo modesto si se eliminan esos dos factores. Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires proyectan que el índice general de precios al consumidor haya ascendido un 0,7% el mes pasado, lectura ligeramente superior al alza del 0,6% registrada en mayo. Esperan además que el índice básico, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se haya incrementado un 0,2%, porcentaje igual al del mes previo.