Los socios del grupo químico La Seda de Barcelona han acelerado los contactos para firmar las cuentas la próxima semana, en una nueva reunión del consejo de administración que tendrá lugar en una fecha todavía por determinar. Los accionistas de La Seda esperan llegar a un acuerdo y firmar las cuentas del grupo pendientes de dos informes, uno de la auditora del grupo químico Horwath, ya finalizado, y otro que todavía falta, de la firma KPMG.
Se prevé que en las cuentas definitivas las pérdidas se eleven de manera considerable, de los actuales 368 millones a más de 400 millones de euros, si bien la cifra final se acabará determinando una vez finalizados los informes la próxima semana.