Los accionistas de ExxonMobil rechazaron hoy una medida que persigue la creación de un presidente independiente, promovida por la familia Rockefeller, que está presionando a la petrolera más grande del mundo para que luche contra el cambio climático y fomente su inversión en energías alternativas, según informa hoy el diario británico 'Financial Times'. La intención de la familia es separar las funciones del actual presidente y consejero delegado de la empresa, Rex Tillerson, para evitar su oposición a mayores inversiones contra el cambio climático, pero la medida se quedó sólo con un 39,8% de los votos, agrega el diario