El rojo es el color que predomina en el mercado neoyorquino después de conocerse unos resultados de Carterpillar y de Wachovia que han sido peor de lo esperado. Resultados que hacen que los inversores aumenten su preocupación sobre el impacto de la crisis inmobiliaria en la economía de EEUU. Preocupación a la que también se suma el nuevo récord marcado por el barril de crudo en los 90,07 dólares. La cara amable la ponen Honeywell y 3M con unos buenos resultados del tercer trimestre. Con todo ello, tras la primera hora de cotización el Dow Jones de Industriales se deja un 1,10% hasta los 13.736 puntos, el tecnológico Nasdaq cae un 1,02% hasta los 2.165 puntos mientras que el S&P 500 retrocede un 0,97% hasta los 1.525 puntos.
Jornada huérfana de datos macroeconómicos pero cargada de resultados empresariales. Entre ellos han decepcionado los de Wachovia que ha obtenido unos beneficios netos de 1.690 millones de dólares -89 centavos de dólar por acción- lo que supone una caída del 10% respecto a los 1.880 millones de dólares del mismo periodo de 2006. El cuarto mayor banco de Estados Unidos se ha visto castigado por los problemas de la crisis en EEUU y cae en la apertura un 2,37% hasta los 47 dólares. Carterpillar también se ha visto afectada. La compañía de construcción ha mejorado un 23% su beneficio en el tercer trimestre hasta 1,40 dólares por acción. Si embargo ha rebajado su previsión de beneficios para todo el año hasta 5,20 dólares por acción, desde la previsión anterior de 5,60 dólares. La compañía está siendo castigada y cede un 3,6%. En el otro lado de la moneda Honeywell ha registrado un beneficio neto de 618 millones de dólares -,81 dólares por acción- frente a los 541 millones del mismo periodo del año anterior y ha elevado su previsión de beneficio para el conjunto del ejercicio hasta 3,14-3,16 dólares, es decir, un 25% más que el resultado del año anterior. Aunque la compañía no ha sido premiada por los inversores y cede un 2,7% hasta los 59,01 euros. 3M (+0,50%) también ha sorprendido después de anunciar unos ingresos y ventas récord en el tercer trimestre. El fabricante de productos de consumo industrial obtuvo un beneficio neto récord de 960 millones de dólares -1,32 dólares por acción- frente a los 894 millones del mismo periodo del año anterior. Además ha elevado su previsión de beneficio para el conjunto del año de 5,40-5,60 a 5,54-5,62 dólares.