CIT Group Inc. y autoridades reguladoras federales intentan finiquitar los detalles de un paquete de asistencia después que clientes retiraran cientos de millones de dólares del banco, señalaron personas familiarizadas con el tema. Un borrador del plan comenzó a emerger el martes a medida que empeoraba la crisis de liquidez de CIT. Los clientes corporativos retiraron dinero de sus líneas de crédito el lunes y el martes.
Personas familiarizadas con el asunto calcularon los retiros en varios cientos de millones de dólares. Uno dijo que una cifra estimada por el directorio fue 775 millones de dólares. Eso aumentó la presión sobre el banco y la urgencia para encontrar una solución.

De acuerdo al plan, las autoridades reguladoras permitirían a CIT transferir activos de su compañía holding a su banco en Utah; la Reserva Federal permitiría que CIT comprometiera algunos de esos activos en su ventanilla de descuento y la compañía tomaría medidas para refinanciar parte de su deuda existente. El paquete todavía no está finalizado y no está claro que se pueda alcanzar un acuerdo.

El directorio de CIT, que se ha reunido en forma regular durante los últimos días, volvió a sesionar el martes por la tarde con las expectativas de alcanzar pronto una solución, dijo una persona familiarizada con el tema.

No está claro que papel tendría el presidente ejecutivo de CIT, Jeffrey Peek, si se alcanza un acuerdo que involucre al Gobierno, señaló la fuente.

La posición financiera de CIT, un banco que ofrece créditos a cerca de un millón de pequeñas y medianas empresas, se ha debilitado durante los últimos días y funcionarios gubernamentales están bajo una creciente presión para encontrar una solución.