Los precios de productos de importación sufrieron en enero una caída interanual del 5,4 por ciento, el mayor descenso de los últimos diez años, según los datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística. Con respecto a diciembre, los precios de la importación bajaron un 0,5 por ciento. En diciembre ya se había registrado un retroceso del 4,1 por ciento con respecto al mismo mes de 2008. La fuerte caída se debió, según la citada entidad, al retroceso de los precios de productos de importación energéticos.