Los máximos ejecutivos de empresas en Estados Unidos prevén unas condiciones de negocios generalmente sin cambios en los próximos seis meses, a medida que la sólida demanda extranjera y la reciente inyección de liquidez al sistema bancario por parte de la Reserva Federal contribuyen a contrarrestar la desaceleración económica en Estados Unidos. Sin embargo, los ejecutivos han recortado sus proyecciones para el crecimiento económico del país durante este año. Y ello, según el Sondeo del Panorama Económico para el primer trimestre, realizado entre presidentes ejecutivos y divulgado del jueves por Business Roundtable.