Las cotizaciones del petróleo subieron de nuevo el jueves en la apertura del mercado neoyorquino, impulsadas por el retroceso sorpresivo de las reservas petroleras estadounidenses, mientras que en Londres los precios alcanzaron nuevos récords. Hacia las 13.10 GMT en la New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de 'light sweet crude' para entrega en diciembre subía 1,25 dólares a 88,35 dólares, aproximándose rápidamente a su marca histórica de 90,07 del viernes. En Londres, el barril de Brent del mar del Norte ya había batido un récord al superar la barrera de los 86 dólares. 'Se trata de una reacción al estado de las reservas, a la oferta mundial que se reduce, y también a las tensiones geopolíticas en Medio Oriente y a una demanda más fuerte en todo el mundo', resumió Mike Fitzpatrick, analista de MF Global. Tras haber ensayado un movimiento de corrección desde comienzo de la semana, las cotizaciones del petróleo retomaron su ascenso el miércoles, rápidamente tras la publicación de una baja importante e inesperada de las reservas petroleras estadounidenses.