Los precios subieron en Francia un 0,4 por ciento en febrero, después de haber bajado otro tanto en enero, y la inflación interanual quedó en el 0,9 por ciento, anunció hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Después de muchas caídas consecutivas, la energía se encareció un 0,5% en febrero debido al ascenso del 1% de los productos petrolíferos, precisó el INSEE en un comunicado. También tuvieron un comportamiento inflacionista los servicios (+0,5%), en particular los turísticos por la revisión anual de las tarifas coincidiendo con las vacaciones escolares de invierno, señaló. Dentro de los servicios, los transportes y comunicaciones se incrementaron el 0,6 por ciento, mientras los alquileres progresaron un 0,3 por ciento y los servicios sanitarios caían un 0,1%. Los productos manufacturados crecieron un 0,3%, lo que se explica en buena medida por el tirón del vestido y el calzado (+1,3%) al término de las rebajas invernales.