Los precios de producción han bajado un 1,4% en agosto, frente al 0,3 por ciento de caida que esperaba el mercado. Esto deja el crecimiento de la tasa interanual en el 2,2% frente al 4% de julio. Sin embargo, la tasa subyacente -que excluye alimentos y energía- ha subido un 0,2%, cuando el mercado esperaba un 0,1%.