Los precios de importación subieron en Estados Unidos un 2,3% en mayo respecto al mes anterior, cuando el alza fue del 2,4% (dato revisado seis décimas al alza), según ha publicado hoy por el Departamento de Trabajo. En tasa interanual, el incremento fue del 17,8%, frente a un avance del 16,3% anterior. Los analistas esperaban un aumento mensual del 2,5% y anual del 17,2%. El fuerte incremento que están sufriendo los precios de importación se deben al encarecimiento del petróleo y los alimentos y a la debilidad del dólar.