Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos aumentaron inesperadamente en abril, debido en parte a un repunte en la demanda de autos, lo que sugiere cierto fortalecimiento del sector manufacturero. Los pedidos de bienes duraderos crecieron un 1,9% el mes pasado a un monto ajustado por factores estacionales de 161.450 millones de dólares, informó el jueves el Departamento de Comercio.
Los pedidos de estos bienes -artículos diseñados para durar al menos tres años- cayeron un 2,1% en marzo, cifra revisada a la baja frente a la estimación previa de un descenso del 0,8%. El aumento del 1,9% fue mayor al esperado por el mercado. Wall Street anticipaba que los pedidos de bienes duraderos no registraran variación en abril.

Sobre una base interanual no ajustada, los pedidos de bienes duraderos cayeron un 27,3%. Un indicador clave de los gastos en equipos por parte de las empresas -los pedidos de bienes de capital no vinculados a la defensa, sin incluir los aviones- descendió un 1,5%, tras caer un 1,4% en marzo. Sobre una base interanual, esos pedidos se redujeron un 24,1%. Los envíos de bienes de capital no vinculados a la defensa, sin incluir los aviones, descendieron un 2,1%, tras caer un 1,7% en marzo.

Los inventarios de bienes duraderos de las empresas manufactureras cayeron un 0,8% el mes pasado. Los pedidos no completados, un indicador de la demanda futura, descendieron un 1,2% en abril.

Los pedidos en el sector del transporte crecieron un 5,4% en abril, tras no registrar cambios en marzo. Los pedidos de aviones comerciales descendieron un 6,8%, mientras que los pedidos de aviones militares crecieron un 1,0%.

Los pedidos de vehículos y partes ascendieron un 2,7%. Si se excluye el transporte, los pedidos de bienes duraderos aumentaron un 0,8%.

Los pedidos de bienes de capital se incrementaron un 1,8% en abril. Los pedidos de bienes de capital no vinculados a la defensa registraron una caída del 2,0%. Los pedidos de bienes de capital relacionados con la defensa ascendieron un 23,2%%. Si se excluye el sector de la defensa, los pedidos crecieron un 1,0% en abril.